25 abril, 2024
Inicio » Senado: con la presión de UXP, Villarruel firmó y el jueves puede empezar a caer el DNU de Milei

Senado: con la presión de UXP, Villarruel firmó y el jueves puede empezar a caer el DNU de Milei

Tras los cortocircuitos con Martín Menem por el salariazo a los legisladores y la demorada marcha atrás, la presidenta de la Cámara alta convocó a una sesión especial con un temario que, tras idas y vueltas, incluyó al DNU 70/2023. Cómo están los votos y qué puede pasar.


El gobierno de La Libertad Avanza, aunque celebre la alta inflación, no atraviesa una buena semana, desde que el fin de semana estalló el escándalo del aumento salarial que firmó Javier Milei para sí mismo y que – una vez descubierto – luego tuvo que borrar con un chivo expiatorio de por medio.

En esta oportunidad, la vicepresidenta de la Nación y titular del Senado, Victoria Villarruel, no tuvo otra opción que convocar a una sesión especial para este jueves e incluir, luego de idas y vueltas, al DNU 70/2023 en el temario, con fuerte presión de Unión por la Patria para forzar su inclusión a través de una u otra vía luego del malestar que acarrea la segunda en la línea sucesoria del Ejecutivo luego del salariazo a los legisladores que tuvo que dejar caer.

Durante varias semanas, Villarruel esquivó los pedidos del bloque de UXP, que conduce José Mayans, y otros de bloques federales, incluido un radical, para que el DNU desembarque en su cámara. Sin embargo, ya no le quedan muchas más excusas para dilatar la convocatoria a sesionar y, además, quedó molesta luego de tener que firmar la marcha atrás al incremento salarial para los legisladores y, con eso, perder capital político para futuras discusiones.

Así las cosas, todo indicaba que la vice accedería a los pedidos del kirchnerismo y de algunos legisladores de la oposición e incorporaría el mega DNU que desregula la economía a la sesión especial que realizará el Senado este jueves.

Para este miércoles a partir de las 18 la titular de la Cámara alta había dispuesto la reunión con los jefes de bloque para realizar la reunión de Labor Parlamentaria.

La postergación a la que recurría Villarruel con artilugios legales se complicó hace unos días cuando un grupo de senadores de la oposición no kirchnerista presentó otra nota para sesionar y analizar el mega DNU, lo que dejó al oficialismo al borde de una derrota. Al frente de la movida estuvieron los peronistas disidentes Carlos Espínola y Edgardo Kueider.

El Frente de Todos es la primera minoría en la Cámara alta y cuenta con 33 legisladores, a sólo cuatro del quórum. “Villarruel no tenia más margen para patearlo. Se lo quiere sacar de encima porque le complica sus armados y acuerdos. Entonces un poco por la presión de UP y otros y un poco por propia voluntad, lo mete mañana”, decían en LLA desde el Senado.

Más allá del número que tiene Unión por la Patria como primera minoría en el Senado, el radicalismo tomó una posición clave este lunes sobre el tema y podría votar en contra también. La UCR tiene 13 senadores. Desde el Comité Nacional y la Convención radical publicaron una comunicación que pesa en el Gobierno.

“Dadas las circunstancias actuales, los máximos órganos de la UCR instan a sus representantes en la Cámara de Diputados y en el Senado de la Nación a tomar posturas, promover y votar todas aquellas iniciativas que: cumplan con apego absoluto la letra y el espíritu de la Constitución Nacional a los efectos de preservar los valores rectores de nuestra democracia y el principio republicano de la división de poderes”, sostiene el texto.

Entre los temas de la sesión del jueves en el Senado están el GAFI (Grupo de Acción Financiera Internacional) en medio de la crisis narco en Rosario, el retiro e ingresos de pliegos de embajadores y judiciales, convenios internacionales y la autorización a Milei para que se ausente del país durante este 2024.

Así las cosas, si el Senado lo rechaza, el DNU de todas maneras seguirá vigente, ya que sólo cae si lo votan negativamente las dos cámaras, en sendos recintos.

En el caso de la Cámara de Diputados, hasta antes de la Asamblea Legislativa del 1 de marzo los poroteos de los diferentes bloques daban, números más, números menos, 131 por la ratificación contra 126 en contra. La es una diferencia muy pequeña para aventurar resultados.