25 abril, 2024
Inicio » La interna a cuatro bandas que obstruye el nacimiento de La Libertad PROAvanza y daña a Milei

La interna a cuatro bandas que obstruye el nacimiento de La Libertad PROAvanza y daña a Milei

La intención manifiesta de institucionalizar la simbiosis entre LLA y el PRO en el Congreso choca con los celos de los legisladores libertarios, la razzia que quiere Bullrich en el partido amarillo y los tacles que Karina Milei le pone a Macri, quien tiene mejor onda con Villarruel que el propio Presidente.


La alianza entre La Libertad Avanza y el PRO en el Congreso todavía no logra concretarse debido a los celos de los legisladores libertarios, el recorte que planea Patricia Bullrich en el partido amarillo y el enfrentamiento de Karina Milei con Mauricio Macri, quien tiene mejor onda con Victoria Villarruel que el propio Presidente.

Las internas del propio partido amarillo hacen difícil las posibilidad de un acuerdo. La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, evalúa solicitar la expulsión del PRO de su ex-rival en la interna de Juntos por el Cambio, el exjefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, en el medio de las negociaciones por el futuro de la presidencia del partido.

El objetivo de Bullrich es lograr un acuerdo de unidad con Mauricio Macri, el gran favorito para ser el presidente del partido, de cara a las elecciones amarillas. La idea es que todos quieran el “cambio profundo y rápido” que considera que se impuso cuando derrotó a Larreta en las PASO del año pasado. Así, quien se oponga al apoyo incondicional a la administración de Milei no tendría lugar dentro del partido.

Bullrich y su mesa chica -compuesta por el diputado Damián Arabia y el legislador Juan Pablo Arenaza- saben que la medida podría generar resistencias ante el apoyo que Larreta le dará a Macri para la presidencia del partido. Hace dos semanas la ministra comenzó sus negociaciones con Macri para convertirse en la titular de la Asamblea del PRO para terminar de rubricar el acuerdo por una lista de unidad. Si eso se concreta, las elecciones partidarias carecerían de sentido y no se harían.

El oficialismo también tiene que lidiar con su interna. Los celos de los libertarios en el Congreso comenzaron con el armado de las comisiones en enero, cuando por decisión del presidente Javier Milei dos de las cuatro que se crearon quedaron lideradas por aliados del PRO. En Presupuesto está al frente José Luis Espert; y en Relaciones Exteriores, Fernando Iglesias, cercano a la ministra de Seguridad.

Molesta, la diputada Marcela Pagano se negó a integrar ambas, no tomó la palabra durante las sesiones y buscó el sector rebelde de La Libertad Avanza para evitar que el PRO consiga cargos relevantes en el resto de las comisiones que deben conformarse después del 1 de marzo, cuando Milei inaugure las sesiones ordinarias en el Congreso.

El plan sería exigir otras seis presidencias, entre ellas las más importantes como Legislación Penal, Energía, Transporte y Juicio Político. Estas negociaciones se suman a las diferencias existentes en el bloque libertario, donde hay miembros no están conformes con la conducción de Oscar Zago tras la caída de la ley ómnibus.

LOS TACKLES DE KARINA MILEI A MAURICIO MACRI CON UNA VILLARRUEL RELEGADA

Según trascendidos, sería Karina Milei la que impidió la entrada del PRO al Gobierno, lo que enfureció a Macri. La hermana del presidente fue quien le marcó un límite a las negociaciones cuando planteó que Milei no podía “entregar” ni a Martín Menem ni a ninguno de sus ministros para darle lugares al PRO.

“No voy a dejar que me imponga condiciones una vendedora de tortas por Instagram”, sostuvo Macri, según consignó La política online.

Los intentos de Macri incluso chocan con el propio Milei que este lunes en una entrevista en La Nación + volvió a defender a Martín Menem y a Guillermo Francos, dos de los apuntados por el expresidente. Pero además Milei le apuntó al entorno de Macri: ” Creo que es alguien que sinceramente quiere una Argentina mejor, pero no se rodeó de la gente correcta”.

Mientras que la propia vicepresidente Victoria Villarruel mantiene apenas una relación “formal” con el jefe de Estado. “Está para tomar la campanita en el Senado”, respondió una fuerte de Casa Rosada, consultada por parlamentario.com acerca de la relación entre Milei y Villarruel.

Sin embargo, la estrategia de la Vicepresidenta no frena y se reunió con cinco gobernadores -incluso con algunos de los considerados “traidores” por el Presidente-, a los que recomendó que hablen con Mauricio Macri para ponerle límites al gobierno.

En Salta participó de los actos por el aniversario de la Batalla de Salta y el lunes por la noche mantuvo un encuentro con el anfitrión Gustavo Sáenz y los gobernadores Osvaldo Jaldo (Tucumán), Raúl Jalil (Catamarca), Hugo Passalacqua (Misiones) y Carlos Sadir (Jujuy). La foto de Villarruel generó un impacto en el interior de LLA por la pelea de Milei con las provincias, a las que acaba de cortarle la mayoría de las transferencias.

Incluso desde el gobierno señalaron públicamente como “traidores” a Sáenz y Passalacqua, entre otros, por el fracaso de la ley ómnibus.