27 junio, 2022

Paralelo/54

Portal de noticias online

Atletismo en Doha-Emocionante episodio en la competición por los 5000 metro

El Mundial de Atletismo en Doha tuvo una escena inolvidable: uno de los competidores, sofocado por el calor, no podía terminar la carrera de 5000 metros y un rival lo llevó hasta la meta. Pero después tuvo una mala noticia.

En el primer día de actividad del Mundial de Atletismo en Doha, se vivió un emocionante episodio en la competición por los 5000 metros. Debido a las intensas condiciones climáticas, a Jonathan Busby, uno de los corredores, se descompensó mientras intentaba dar la última vuelta. Cuando ya no daba más, apareció Braima Suncar Dabo, uno de sus rivales, para ayudarlo a terminar. Un momento único que recorrió el mundo y que provocó una lluvia de aplausos en el Estadio de Doha. 

Este emotivo gesto se vivió en la primera jornada del Campeonato Mundial de Atletismo, uno de los torneos más importantes de este deporte. Se trata de la primera edición que se realiza en Medio Oriente: si bien el clima es cálido, al jugarse las competiciones por la tarde, el calor se hace sentir y fuerte (hoy sobrepasó los 30°). Sobre lo acontecido, hubo palabras de felicitaciones para ambos deportistas: desde los JJ.OO hasta la IAAF. Apenas cruzó la meta, Jonathan Busby, de 33 años y nacido en Aruba, cayó totalmente al piso y fue inmediatamente asistido. Dejó el estadio en silla de ruedas.

Sin embargo, más allá de haber completado la primera serie de 5.000 metros, Busby fue finalmente desclasificado. El reglamento de la IAAF, en su artículo 144.3, establece las ayudas que no son permitidas y en el apartado F incluye la de “recibir apoyo físico de otro atleta (distinto a ayudarle a recobrar la posición de en pie) que ayude al atleta a progresar hacia delante en la carrera”.

¿Cómo fue? 

Hasta los 3 mil metros, el atleta de Aruba manejó bien su ritmo. Sin embargo, de ahí en adelante, le empezó a pasar factura el cansancio y el calor a tal punto que le costó mucho continuar en la última vuelta. Parecía que se desplomaba, no daba más hasta que apareció Dabo, de Guinea Bissau, quien no dudó en darle una mano y ayudarlo hasta la línea de meta.

Cuando llegaron -que por cierto, Dabo dejó que lo sobrepase Busby-, el atleta de Aruba paró su reloj y se tiró al suelo. Esos últimos metros estuvieron acompañados por un aliento interminable del público desde la tribuna. 

Fuente: Ole