27 junio, 2022

Paralelo/54

Portal de noticias online

A 10 días de las P.A.S.O., el Gobierno desdobló el aumento de combustibles

El gobierno nacional volvió a desdoblar la suba del impuesto a los combustibles líquidos (ILC). Decidió subir el tributo desde ayer un 3 por ciento y decidió postergar para septiembre la diferencia del incremento que debía regir este mes, por lo que ahora las petroleras analizan si trasladarán ese costo a los surtidores o lo absorberán.

El gobierno nacional volvió a desdoblar la suba del impuesto a los combustibles líquidos (ILC). Decidió subir el tributo desde ayer un 3 por ciento y decidió postergar para septiembre la diferencia del incremento que debía regir este mes, por lo que ahora las petroleras analizan si trasladarán ese costo a los surtidores o lo absorberán.

De este modo, el gobierno frena un incremento que estaba previsto en la previa de las Paso, con la intención de que la medida no impacte rápidamente en el bolsillo de los consumidores.

La medida se dispuso a través del decreto 531, publicado ayer en el Boletín Oficial, y complementa lo decidido hace un mes cuando el Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) debía haber aumentado un 11,8 por ciento por litro, y el gobierno solo dispuso un incremento del 3,9 por ciento para julio.

Con aquella decisión el incremento acumulado para el primer día de agosto ascendía al 7,9 por ciento, del cual con el decreto de ayer se volvió a desdoblar para aplicar un primer tramo de 3 por ciento y otro de 4,9 por ciento.

De esta manera, el aumento que es de aplicación trimestral de acuerdo al Índice de Precios al Consumidor (IPC) se habrá distribuido en julio, agosto y septiembre, y en octubre corresponderá una nueva actualización.

El decreto precisó que “resulta conveniente prever una mayor gradualidad, determinando que el incremento total en los montos del impuesto originado en la actualización del mismo, surta efectos para los hechos imponibles que se perfeccionen desde el 1 de setiembre próximo”.

Con el decreto, este incremento vigente desde el primer minuto del día se fijó en $ 0,310 por litros para nafta sin plomo y de más de 92 RON; nafta virgen; gasolina natural o de pirolisis; solvente y aguarrás; y en $ 0,191 por litro el aumento para el gasoil, el diésel oil y el kerosene.

Traspasado a los precios, el impacto del impuesto debería ser de $0,27 para las naftas y de $ 0,17 para el gasoil, ya que se debe descontar la composición del corte de 12 por ciento de bioetanol para el primer producto y de 10 por ciento de biodiesel para el segundo.

Las empresas petroleras aguardaban el anuncio para definir la estrategia de precios en surtidores que aplicarán para el mes, teniendo también en cuenta el comportamiento de otras variables como la paridad cambiaría, el precio del crudo Brent y los biocombustibles.

Ayer la Secretaría de Energía anunció que la venta de combustibles en junio cayó 5,28 por ciento interanual.