1 octubre, 2022

Paralelo/54

Portal de noticias online

Un muerto y decenas de heridos en nuevos disturbios en Perú; el jefe de ministros negó su renuncia

Los disturbios comenzaron mientras Castillo sostenía una reunión con los líderes opositores que controlan el Congreso y cientos de personas protestaban en los alrededores del edificio legislativo y otros puntos de Lima.


Un trabajador agrícola que participaba en el bloqueo de una ruta en la localidad de Ica murió y decenas de personas resultaron heridas, 12 de ellos policías, en choques con las fuerzas de seguridad, en una nueva jornada de protestas de trasportistas y el sector del agro en Perú por las alzas de precios, mientras el jefe de gabinete, Aníbal Torres, negó que pensara renunciar.

“Han ingresado 15 heridos, tenemos un herido de gravedad, hay un civil que ha ingresado fallecido que es producto del conflicto”, dijo el director del hospital de la ciudad de Ica, a 300 kilómetros al sur de Lima, Carlos Navea, en un video publicado en la página de Facebook del centro de salud.

Navea precisó que los heridos que llegaron al hospital eran 12 policías y tres manifestantes.

El fallecido fue identificado como Jhoni Quinto Contreras, de 25 años, de acuerdo al portal RPP Noticias, que informó que el cuerpo estuvo tendido sobre el asfalto durante casi una hora hasta ser atendido.

Los choques ocurrieron durante la mañana, cuando un operativo policial intentó desalojar a decenas de trabajadores agrícolas que bloqueaban la ruta Panamericana en la fértil región de Ica, donde operan muchas empresas agroindustriales.

En esa misma zona después fue saqueado un camión de una empresa láctea

Paralelamente, un joven de 18 años murió en Ambo, en el departamento central Huánuco, tras recibir golpes en la cabeza.

En Junín, cuna y fortín del partido oficialista Perú Libre (PL), murieron cuatro personas, aunque no directamente por represión policial: dos fueron atropelladas por automóviles en los bloqueos, uno cayó de un puente en medio de las corridas y un enfermo que trataba de llegar al hospital de emergencia no pudo hacerlo y falleció en la calle.

Aún en medio de un clima para nada sosegado, el Gobierno anunció que mañana se retomarán las clases.

Torres descartó que fuera a renunciar a la presidencia del Consejo de Ministros en medio de la grave crisis social y política.

“Comunico que no he presentado mi renuncia, el gabinete está muy sólido, estoy contento con este equipo que está trabajando por el bien del país”, dijo Torres en conferencia de prensa.

Aún así, aclaró que de presentar su renuncia lo haría “con mucha alegría y con mucha lealtad” hacia el presidente Pedro Castillo, que puede “reestructurar su gabinete (ministerial) en cualquier momento”, reportaron la agencia Sputnik y el diario La República.

Torres denunció la existencia de “infiltrados en las manifestaciones” que tienen como único objetivo “sembrar el caos en el país atacando la propiedad pública y privada para forzar un escenario que se presente como insostenible y se fuerce la renuncia” de Castillo o “allanar el camino para una nueva moción de vacancia” presidencial.

Anoche, el Ministerio del Interior había informado de 25 policías heridos en Lima, durante protestas que causaron destrozos en el Palacio de Justicia, la sede nacional de la Fiscalía y otros edificios públicos, informó la cartera.

“Alrededor de 25 efectivos de la Unidad de Servicios Especiales (USE) de la Policía Nacional del Perú (PNP) resultaron heridos por los hechos de violencia protagonizados por un grupo de personas durante las manifestaciones” en el centro de Lima, dijo el ministerio.

Los disturbios comenzaron mientras Castillo sostenía una reunión con los líderes opositores que controlan el Congreso y cientos de personas protestaban en los alrededores del edificio legislativo y otros puntos de Lima.

Durante esa reunión, el mandatario anunció el fin del toque de queda que había decretado para casi toda la jornada de ayer (de 2 a 24) con el fin de contener protestas por el alza de precios de los combustibles y alimentos.

Algunos manifestantes chocaron con los policías cerca del Congreso, y otros “causaron daños en locales del Ministerio Público, el Poder Judicial y establecimientos comerciales del centro de Lima”, dijo la cartera.

Además, en el Palacio de Justicia los manifestantes sustrajeron computadores y otros equipos, según la Policía.

La policía trató de impedir con agentes montados que los manifestantes violentos se aproximaran a los edificios púbicos, pero sus caballos fueron atacados a pedradas, mostraron imágenes de canales locales de televisión.

Además, causaron destrozos en un patrullero, dijo la Policía en su cuenta de Twitter.

El fin del toque de queda fue recibido con vítores por los centenares de manifestantes congregados cerca del Congreso y en otras partes de Lima por sentir que le habían doblado la mano a Castillo.


About Post Author