25 abril, 2024
Inicio » “Tiene mal los números, culpa de Caputo”, el exsocio de Milei que desmintió las cifras del discurso presidencial

“Tiene mal los números, culpa de Caputo”, el exsocio de Milei que desmintió las cifras del discurso presidencial

Diego Giacomini, quien supo ser socio del Presidente, aseguró que tenía “mal los números”. “Si el ajuste fiscal es de -5 puntos porcentuales del PBI, en 2024 seguirá habiendo déficit fiscal financiero que se proyecta en -7,8% PBI en 2024, indicó.


Javier Milei asumió la presidencia de la Nación y durante su extenso discurso en el Congreso citó cifras relacionadas a la economía que deja el gobierno saliente. Sin embargo, su exsocio las desmintió: “Tiene mal los números, culpa de Caputo”.

El economista Diego Giacomini reflexionó en su cuenta de Twitter y analizó: “La descripción de la herencia de @SergioMassa y @CFKArgentina está muy bien; y mejor que se lo diga al pueblo dándole la espalda al Congreso que votó los Presupuestos que generaron esa herencia. Pero la herencia es resultado del Sistema, no de las personas”.

En la misma línea, completó: “Si el ajuste fiscal es de -5 puntos porcentuales del PBI, en 2024 seguirá habiendo déficit fiscal financiero (el que cuenta) que se proyecta en -7,8% PBI en 2024. Seguirá habiendo déficit primario proyectado en -6% para 2024. El presidente tiene mal los números. Culpa de Caputo”.

Este domingo, Javier Milei asumió la presidencia de la Nación y, tal como había prometido, dio su discurso en las escalinatas del Congreso. Desde allí, habló sobre su plan económico: “El ajuste será sobre el Estado y no sobre el sector privado”. En el inicio de su exposición, el libertario enfatizó que “ningún gobierno ha recibido una herencia peor que la que estamos recibiendo nosotros”.

Tras señalar que “el kirchnerismo, que en sus inicios se jactaba de tener superávits gemelos, fiscal y externo, hoy nos deja déficits gemelos por 17% del PBI”, el mandatario aseguró que “la solución implica, por un lado, un ajuste fiscal en el sector público nacional de 5 puntos del PBI, que a diferencia del pasado caerá casi totalmente sobre el Estado y no sobre el sector privado”.

El Presidente advirtió sobre la posibilidad de una “hiperinflación” por la que será su “máxima prioridad hacer todos los esfuerzos posibles para evitar semejante catástrofe que llevaría la pobreza por encima del 90% y la indigencia por encima del 50%”, tras lo cual reiteró que “no hay solución alternativa al ajuste”.

“No hay posibilidad de un gradualismo porque todos los gradualismo terminaron mal”, resaltó. Milei reiteró que el ajuste que pondrá en marcha “impactará de modo negativo sobre el nivel de actividad, empleo, salarios reales y cantidad de pobres e indigentes”. “Habrá estanflación, pero no es algo muy distinto a lo que pasó en los últimos 12 años, cuando el PBI per cápita cayó 15% en un contexto donde acumulamos 5 mil por ciento de inflación”, afirmó, pero aclaró que se tratará del “último mal trago para comenzar la reconstrucción de Argentina”.