28 noviembre, 2022

Paralelo/54

Portal de noticias online

Sunak asume como primer ministro británico y promete corregir los errores de su antecesora

Rishi Sunak se convirtió formalmente hoy en el nuevo primer ministro del Reino Unido después de reunirse con el rey Carlos III en el Palacio de Buckingham y en su primer discurso a la nación prometió corregir los errores de su antecesora, Liz Truss, quien tuvo un efímero paso por el Gobierno y cuyo mandato se detonó en medio de una crisis con los mercados financieros.


El multimillonario exbanquero de 42 años, nieto de inmigrantes indios, que llegó al poder después de una rápida contienda por el liderazgo conservador, asumió el cargo en medio de una crisis económica y social provocada por un desastroso plan económico presentado por Truss en un contexto internacional difícil debido a la inflación y la crisis energética originada por la guerra en Ucrania.

“Se cometieron algunos errores. No nacidos de la mala voluntad o malas intenciones, sino todo lo contrario. Pero errores al fin y al cabo”, reconoció en su primer discurso pronunciado frente a la puerta del número 10 de Downing Street.

Sunak habló luego que el monarca británico le pidiera formar un Gobierno y después de que Truss pronunciara su discurso final como primera ministra, afirmando que su Gobierno había obtenido “logros significativos”.

El nuevo premier ganó ayer el concurso de liderazgo del Partido Conservador sin una votación entre los integrantes de la agrupación después de que los rivales Penny Mordaunt y su exjefe Boris Johnson se retiraran.

“Fui elegido como líder de mi partido y primer ministro en parte para solucionar los problemas, y ese trabajo comienza de inmediato”, afirmó Sunak, el tercer jefe politico del Reino Unido en siete semanas.

También advirtió que el país enfrenta un “profundo desafío económico”.

“En este momento nuestro país enfrenta una profunda crisis económica. Las secuelas del coronavirus aún persisten”, advirtió.

Agregó que su Gobierno tendrá “integridad, profesionalismo y responsabilidad en todos los niveles”, ya que se comprometió a ganarse la confianza del público británico.

Dijo además que “no está intimidado” por la tarea que tiene por delante, ya que está “listo para guiar al país hacia el futuro”.

El primer ministro, quien ocupó el cargo de jefe del Tesoro británico durante el Gobierno de Johnson, se centrará ahora en reunir un equipo que intentará devolver cierta estabilidad tanto a los conservadores como al país.

Según el análisis de los medios británicos, es poco probable que Sunak intente reemplazar al actual ministro de Finanzas Jeremy Hunt, nombrado en reemplazo de Kwasi Kwarteng, el titular de la cartera económica despedido tras las turbulencias en los mercados, el desplome de la libra y el encarecimiento de las deudas hipotecarias de los británicos, que causó su plan económico de reducción de impuestos con deuda no financiada.

Hunt debió no sólo dar marcha atrás con el plan de Truss, sino que tuvo que anunciar nuevas medidas y subir más impuestos con el objetivo de equilibrar el déficit, por lo que es poco probable que cambie de rumbo.

Sunak descartó además el llamado a elecciones generales anticipadas, a pesar de la presión de los partidos opositores, el laborista, el Partido Nacional Escocés, los Demócratas Liberales y el Partido Verde.

En ese sentido, desde el Partido Laborista aseguran que “Sunak no tiene mandato para gobernar y no es la respuesta a los problemas económicos del país”.

La presidenta del Partido Laborista, Anneliese Dodds, dijo a la emisora británica BBC que el país necesitaba “un nuevo comienzo con elecciones generales” y argumentó que el problema en última instancia son los conservadores.

“Rishi Sunak ha sido parte de esos 12 años de fracaso conservador. La gente no votó en las últimas elecciones por una economía de impuestos altos y bajo crecimiento, pero, por supuesto, Rishi Sunak estaba justo en el centro de eso”, sentenció.

Dodds criticó también la falta de propuestas políticas concretas del nuevo primer ministro y dijo que es “la gente común, la que está pagando el precio” debido al “fracaso económico” del Partido Conservador.

El jefe de la aerolínea Ryanair, Michael O’Leary, por su parte, dijo hoy que estaba contento de que “los adultos se hayan vuelto a hacer cargo”.

Subrayó que esperaba que la primera decisión de Sunak fuera volver a unirse al acuerdo de libre comercio de la Unión Europea (UE).

Según el último sondeo de la consultora YouGov, el nuevo líder Tory no es visto como un mejor primer ministro que su rival, el líder laborista, Keir Starmer, en ninguno de los distritos electorales más críticos, y enfrenta una batalla cuesta arriba para restaurar la confianza pública en el Partido Conservador y en él mismo.

Tras asumir el cargo, Sunak fue felicitado por los líderes mundiales: entre ellos el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, que calificó de “bastante asombrosa” su elección como primer ministro de Reino Unido.

Biden subrayó la importancia de que el primer ministro británico pertenezca a una minoría étnica y que haya sido elegido para gobernar el país.

El mandatario estadounidense anunció además su intención de continuar “la estrecha cooperación” entre ambos países.

También sumaron sus saludos el mandatario francés, Emmanuel Macron, y la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, quien enfatizó que la relación entre la UE y el Reino Unido debe ser de “pleno respeto de nuestros acuerdos”, en referencia a la disputa en curso sobre el Protocolo de Irlanda del Norte.

Mientras tanto, la libra esterlina avanzó esta mañana un 0,4% cotizando a 1,1316 dólares, luego de haber perdido más del 16% frente a la divisa estadounidense este año.

También se recuperaron los bonos del gobierno británico y el “gilt” a 20 años volvió a un nivel visto por última vez el 23 de septiembre, el día en que el plan fiscal de la ex primera ministra desencadenó el colapso de los activos en libras esterlinas.


About Post Author