15 junio, 2024
Inicio » Pymes alertan por récord de despidos y critican el RIGI y a la UIA

Pymes alertan por récord de despidos y critican el RIGI y a la UIA

Las pequeñas y medianas empresas (Pymes) industriales de Argentina han expresado su preocupación por el aumento en los despidos, que podría alcanzar un récord. Han criticado el Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones (RIGI) y a la Unión Industrial Argentina (UIA) por su apoyo a este régimen.


Las Pymes, agrupadas en Industriales Pymes Argentinos (IPA), se han distanciado del apoyo que la UIA ha brindado al Gobierno para la sanción del RIGI. Argumentan que este proyecto podría terminar con la competitividad de la industria nacional. Advierten que el 70% de las empresas del sector están atravesando una crisis de la actividad, provocada por el derrumbe del consumo en el mercado interno.

El presidente de IPA, Daniel Rosato, ha expresado su descontento con el apoyo que la UIA ha brindado al Gobierno respecto al RIGI. Desde su perspectiva, el RIGI será un proyecto que terminará con la competitividad de la industria nacional y de las Pymes.

Según una encuesta realizada por IPA, casi el 70% de las Pymes industriales alertaron que están atravesando una crisis de la actividad. Además, casi el 55,3% de los industriales se mostraron pesimistas sobre el futuro de sus negocios durante los próximos doce meses.

Las Pymes acusaron a las grandes empresas de la UIA por respaldar el modelo Milei, que ya provocó la pérdida de más de 10.000 puestos de trabajo en la pequeña y mediana industria nacional. Señalaron a Techint por encabezar el industricidio y advirtieron que el RIGI empeorará la caída.

Las Pymes industriales señalaron que ya se perdieron más de 10.000 puestos de trabajo y alertan que se podría llegar a 300.000 despidos. Si la situación continúa así, el año podría terminar con un nivel de desempleo que llegue a las dos cifras.

Las Pymes han pedido herramientas para enfrentar esta crisis y han advertido que, si no se les proporcionan, podrían desaparecer. Esto podría llevar a una gran crisis social con la cantidad de Pymes que podrían cerrar.