15 junio, 2021

Paralelo/54

Portal de noticias online

Partes de un Cohete chino caen a la Tierra de forma incontrolada

Tras lanzar el primer módulo de la futura estación espacial china, parte del cohete Long March 5B aterrizará sobre nosotros en un lugar incierto


En las próximas horas, el gran cohete chino llevará a cabo la reentrada incontrolada en nuestra atmósfera, cayendo sus enormes escombros sobre un lugar aún no determinado. El Long March 5B se encuentra precipitándose de forma «impredecible» sobre nuestras cabezas después de cumplir su misión, que era enviar el primer módulo de la nueva estación espacial china el pasado jueves. Después de ‘dejar’ su carga de 22,5 toneladas en la órbita terrestre, el enorme cohete volverá a ingresar en nuestros dominios en unos días, como máximo una semana.

«Será uno de los casos más grandes de reentrada incontrolada de una nave espacial y potencialmente podría aterrizar en un área habitada», afirman desde SpaceNews. En concreto, el Long March 5B es un cohete de casi 50 metros de altura. Sin embargo, no hay que entrar en pánico: lo más probable es que estos escombros acaben cayendo en una zona deshabitada, como un océano, que ocupan el 70% de la superficie terrestre. De hecho, la probabilidad de que caiga sobre una persona es extremadamanete baja, del orden de una entre miles de millones. Y, a pesar de todo, la mayor parte del cohete quedará desintegrada por el roce con la atmósfera, cayendo solo las partes más grandes.

Pero trazar la trayectoria de esta etapa del cohete que cae es casi imposible, ya que existen demasiadas incertidumbres en el cálculo del efecto del arrastre atmosférico: la atmósfera de la Tierra puede expandirse o contraerse con la actividad solar, lo que dificulta estimar exactamente cuándo y dónde caerá el cohete. «La alta velocidad del cuerpo del cohete significa que orbita la Tierra aproximadamente cada 90 minutos, por lo que un cambio de solo unos minutos en el tiempo de reentrada da como resultado un punto de reentrada a miles de kilómetros de distancia», afirman desde Space News, agregando que la inclinación orbital del objeto es de 41,5 grados significa que «puede pasar un poco más al norte que Nueva York, Madrid y Beijing o tan al sur como el sur de Chile y Wellington, Nueva Zelanda», y podría hacer su reentrada en cualquier punto dentro de esta área.

Según Aerospace, el objeto podría llegar a la atmósfera a las tres de la madrugada del 10 de mayo, si bien apuntan a una horquilla de unas 41 horas, por lo que seguramente el cohete no descienda hasta dentro de una semana.

No es la primera vez que restos de un Long March 5B se precipitan sobre la Tierra de forma descontrolada en su reentrada. Hace justo un año, los escombros de la etapa de otro cohete con las mismas características cayeron sobre el océano Atlántico, en la costa oeste de Mauritania, en el noroeste de África, según confirmaron desde el Control Espacial de la Fuerza Aérea de los EEUU, quien esta vez también vigila la trayectoria de la basura espacial.

China planea tener lista su estación espacial propia en tiempo récord: quieren que esté construida a finales de 2022. Al igual que la Estación Espacial Internacional, el complejo chino incluirá varios módulos, lo que requerirá de 10 lanzamientos más: dos de algunos módulos más, cuatro misiones tripuladas y cuatro vuelos de buques de carga, según informó China Global Television Network (CGTN).

Fuente: ABC Ciencia