14 junio, 2021

Paralelo/54

Portal de noticias online

Para Greve el reconocimiento de deuda del Gobernador es «una interpretación»

El jefe de bloque de FORJA relativizó el reconocimiento de la deuda con los municipios por parte del gobernador Gustavo Melella y lo atribuyó a una “interpretación” que se hizo de sus declaraciones. Consideró que la ley de goteo no es la solución porque podría incumplirse. Precisó que en el primer trimestre se giraron 1.800 millones al Municipio de Río Grande y, con un presupuesto fijado en 5.400 millones, la proyección permite avizorar que a fin de año van a contar con el total de esos fondos. Afirmó que “las liquidaciones se hacen conforme al acuerdo firmado en la justicia”.


El legislador de FORJA y jefe del bloque oficialista, Dr. Federico Greve, aseguró por Radio Provincia que el reconocimiento de deuda con los municipios de parte del gobernador Melella fue “una interpretación” que se hizo de sus declaraciones y que los fondos coparticipables se están girando según lo que fija el acuerdo firmado en la justicia.

Lo cierto es que la comisión de presupuesto convocó tanto a los municipios como al gobierno de la provincia, y sobre este punto Greve espera que se aclare la situación. “Cuando vengan darán las explicaciones del caso. Este es un tema recurrente y prácticamente cíclico en la provincia. No es una sorpresa y uno no entiende la complejidad que tiene el giro de coparticipación, así que es importante aclararlo con los técnicos que saben sobre el tema”, dijo.

Dado que el intendente Martín Pérez adelantó la presentación de un proyecto de ley de goteo con el acompañamiento de los gremios municipales, que se sumaría a la iniciativa del Frente de Todos, relativizó la efectividad de una norma: “Yo no sé si la solución es la ley de goteo, porque si bien la ley obliga, después depende de la práctica política del gobierno de turno aplicarla en tiempo y forma y no generar retrasos. A lo largo de estos años no se ha logrado una ley de goteo y a veces uno se aleja del tema para poder entender su complejidad. Hoy la reglamentación vigente fue producto de una judicialización de este tema, y hubo un acuerdo en instancia judicial. También hoy está judicializada la discusión y hasta la fecha nada ha cambiado”, manifestó.

“Lo que plantea el intendente de Río Grande también lo vivió el gobernador de la provincia y cuando se cerró la Casa de Gobierno por los reclamos sindicales estuvimos casi 90 días sin giro de remesas. Hoy hay giro de coparticipación de acuerdo a los tiempos que se viven y las liquidaciones que se hacen de los fondos que se recibe, conforme al acuerdo firmado en la justicia”, aseveró.

Se le recordó que el gobernador reconoció que existe deuda con los municipios y por esa razón estaría buscando fondos nacionales, pero Greve tuvo otra lectura: “No sé si es tan así y es un tema de interpretación de lo que mencionó el gobernador de la provincia. Técnicamente algunos hablan de deuda y otros de retraso, y esto lo puede definir la justicia. Los montos de coparticipación se giran mensualmente de acuerdo a la reglamentación y si existe algún tipo de diferencia de las liquidaciones que había antes de asumir el gobierno, hay que llegar a un acuerdo y avanzar. No me animo a decir que una ley de goteo va a resolver este tema si no hay una buena práctica de cómo llevar adelante esta situación. Los tiempos a veces son difíciles de achicar porque la plata llega a las cuentas y hay que definir los definitivos, que no es tan sencillo, para después poder girar esas remesas de definitivos. Tenemos una complejidad con respecto al giro de coparticipación que es difícil de entender. Hay que sentarse en una mesa, hacer un cuadro y poder ver cómo se giran diariamente los montos de lo que recauda la provincia, los montos que llegan de nación y las regalías petroleras. A veces baja la recaudación petrolera porque no llegó lo esperado”, observó.

“El Ministro (Fernández) me contó que hubo un retraso de giros de coparticipación nacional y siempre hay circunstancias que complejizan la situación y no depende de uno. Es algo muy técnico y subjetivo, porque se saca la foto de una situación en un momento en particular y a los tres o cuatro días, cuando se giran determinadas remesas, volvemos a estar en una situación distinta”, dijo.

A fin de “ilustrar” la realidad, expuso que “el Municipio de Río Grande por ejemplo tiene 5.400 millones de pesos en el presupuesto 2021 y al día de hoy se han girado 1.800 millones. Si uno calcula este giro en el primer trimestre, quiere decir que a fin de año se va a girar lo que está presupuestado. La realidad es que esos giros se están respetando. Luego uno ve que el municipio dice que corre riesgo el pago de salarios, pero me parece que están complejizando una situación cuando la realidad no es tal”, concluyó.