17 mayo, 2024
Inicio » Milei volvió a contratar a Foradori, el ex funcionario acusado de cerrar un trato con Gran Bretaña borracho

Milei volvió a contratar a Foradori, el ex funcionario acusado de cerrar un trato con Gran Bretaña borracho

Se trata del ex funcionario del gobierno de Mauricio Macri que en un presunto estado de ebriedad firmó un pacto que le dio a Gran Bretaña permisos de explotación comercial e hidrocarburífera en el Mar Argentino.

El exvicecanciller Carlos Foradori (derecha), en una imagen junto al entonces embajador británico en Argentina, Mark Kent, en una imagen de julio de 2016. NA (Archivo)

El Gobierno nacional oficializó las designaciones de distintos funcionarios en su organigrama, en áreas como el Ministerio de Economía y las Secretarías de Transporte y de Legal y Técnica. Sin embargo, una de las que más llamó la atención fue la del exvicecanciller Claudio Foradori, dentro del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto.

Se trata del ex funcionario del gobierno de Mauricio Macri, que estuvo envuelto en un escándalo ocurrido durante el Gobierno de Cambiemos, que tras la designación de Susana Malcorra fue nombrado Secretario de Relaciones Exteriores, la posición más importante luego de Canciller. En 2022, el excanciller británico, Alan Duncan, dijo que el diplomático argentino “estaba borracho” en el momento en que se firmó un importante acuerdo sobre las Islas Malvinas.

Ahora, mediante el Decreto 317/2024, el Presidente Javier Milei y la Canciler Diana Mondino designaron este martes a Foradori como Representante Permanente de la República ante los Organismos Internacionales en Suiza. Curiosamente, luego de que Duncan manifestara la controversia que tuvo lugar en 2016, las vueltas de la vida hacen que su nuevo destino sea la ciudad de Ginebra.

En 2022, el exministro inglés dijo que el funcionario argentino estaba ebrio al firmar ese acuerdo, mediante su libro de memorias “Thick of It: The Private Diaries of a Minister”. Allí, recordó que el 12 de septiembre de 2016 se reunió en Buenos Aires con el flamante embajador del Reino Unido en Argentina, Mark Kent.

“Bajo la residencia de la embajada británica hay una fabulosa bodega, muy bien iluminada, con las paredes forradas de botellas de Merlot. El escenario es bastante agradable para una reunión y nos juntamos allí con Carlos Foradori, el viceministro de Asuntos Exteriores”, había señalado como dato.

Duncan expresó que ese fue un “buen telón de fondo diplomático” para “delicadas negociaciones” y acerca del por entonces vicecanciller argentino comentó: A medida que una botella tras otra iba pasando de la pared de la bodega a la mesa, las negociaciones mejoraban. A eso de las 2 de la mañana nos dimos la mano con un acuerdo general”.

En ese sentido, añadió que al otro día Kent le contó que “Foradori acaba de llamar por teléfono para decir que estaba tan borracho anoche que no podía recordar todos los detalles” de lo que se había firmado.

El “acuerdo Foradori-Duncan” estableció conexiones aéreas adicionales para Reino Unido entre las Islas Malvinas y terceros países, y el “establecimiento de dos escalas adicionales mensuales en territorio continental argentino, una en cada dirección”, entre otros puntos.

Luego del escándalo, Foradori negó rotundamente haber estado alcoholizado en el encuentro y posteriormente Duncan, que también ha sido miembro del Parlamento británico, adujo que una “referencia humorística en mis diarios sobre una cena no es un reflejo exacto de la naturaleza de las conversaciones”.