2 octubre, 2022

Paralelo/54

Portal de noticias online

“Mandé a matar a Cristina”, fuerte revelación de un chat de Brenda Uliarte

La pareja de Fernando Sabag Montiel le envió en agosto ese mensaje a su amiga Agustina Díaz, quien declaró hoy. Ambas están detenidas por el intento de magnicidio a la Vicepresidenta.


La conversaciones entre Brenda Uliarte y Agustina Díaz, imputadas por el intento de asesinato a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, revelan que desde hacía tiempo venían planificando el atentado y que habían fracasado en un intento anterior. “Mandé a matar a Cristina, no salió porque se metió para adentro”, dice un mensaje de Whatsapp que Uliarte le mandó a Díaz el 27 de agosto, según surge del expediente judicial y de la prueba que hoy se le exhibió a la tercera detenida del caso.

Ese mismo día, horas antes, Uliarte le había adelantado: “Hoy me convierto en San Martín, voy a mandar a matar a Cristina…Me re pudrí que hablen y no hagan nada. Yo sí voy a hacer. Se me metió el espíritu de San Martín en el cuerpo… Que hija de puta se metió adentro antes de que le meta el tiro”.

Los diálogos en ese tono habían comenzado bastante tiempo antes y se prolongarían hasta después de que Fernando Sabag Montiel fracasara en la intentona magnicida del pasado 1° de septiembre, oportunidad en la que Díaz le indicó a Uliarte que borrara de su teléfono todo lo que pudiera vincularla al ataque.

“Che, pero que onda que falló el tiro? No practicó antes o le falló la adrenalina del momento? Vos dónde estás? No sería conveniente que vayas a tu casa?”, le preguntó Díaz a Uliarte el 2 de septiembre después del ataque fallido contra la Vicepresidenta.

“En lo de una amiga. No boluda anda a saber si me allanan”, le respondió Uliarte, a lo que Díaz (agendada en el celular de su amiga como “Amor de mi vida”), le devolvió, en cuatro mensajes consecutivos: “Tenés que deshacerte del celular. Y cambiar el número. Borrar tu cuenta, todo”.

El 4 de julio de este año, Uliarte le había dicho a Díaz que estaba “organizando para ir a hacer bardo a la Casa Rosada con bombas motolov y todo”, a lo que su amiga -ahora también detenida- le respondió: “Seria mejor no?”. En ese marco, la novia de Sabag Montiel lanzó: “Voy con el fierro y le pego un tiro a Cristina. Me dan los ovarios para hacerlo”. A esto, su amiga le expresó: “Por eso te amo”.

Más adelante, en la misma conversación, Uliarte le reveló: “No es joda boluda Estoy armando un grupo Para ir con antorchas, bombas, fierro todo. Voy a ser la libertadora de Argentina. Estuve practicando tiro, se usar un fierro”.

Indagatoria de Agustina Díaz

Agustina Díaz, la tercera detenida por el atentado fallido cometido contra la vicepresidenta, concluyó este miércoles por la tarde tarde su declaración indagatoria en el juzgado de María Eugenia Capuchetti, luego de entrevistarse con sus dos defensores particulares, tras lo cual la causa volvió a estar bajo secreto de sumario. 

La joven de 21 años declaró ante la jueza y el fiscal Carlos Rívolo, luego de mantener una entrevista previa con sus letrados en una oficina del juzgado de Capuchetti. La detenida arribó a los tribunales federales de Retiro a primera hora de la mañana trasladada por la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), y esperó dos horas y media dentro del camión policial en un acceso de Comodoro Py hasta que fue subida al tercer piso.

Los dos abogados de Díaz realizaron a primera hora de la mañana declaraciones a la prensa en tribunales, y relativizaron el contenido y existencia de mensajes encontrados en el teléfono celular de Uliarte que la comprometerían. “No entendemos por qué está detenida. Sería apresurado tomar alguna decisión sin tomar primero conocimiento de la causa”, indicó Molina en declaraciones a la prensa formuladas en la entrada a los Tribunales de Comodoro Py.

El letrado dijo que la joven “no milita en ninguna agrupación” y aseguró que era “compañera de escuela” de Uliarte, la pareja de Fernando Sabag Montiel, quien intentó disparar a la Vicepresidenta, y que también se encuentra detenida. Molina señaló además que el intercambio de mensajes con Uliarte “no tenía que ver con este hecho que se está investigando”.


About Post Author