2 julio, 2022

Paralelo/54

Portal de noticias online

“La inflación es hoy el principal objetivo de la política macroeconómica”, afirmó Guzmán

El ministro de Economía, Martín Guzmán, defendió el acuerdo alcanzado por la Argentina con el FMI y aseguró que “reducir la inflación es hoy el principal objetivo de la política macroeconómica”.


En sendos reportajes con los diarios Clarín y La Nación, realizados el viernes en la capital francesa, donde mantuvo reuniones con el Club de París y participó de un encuentro del sector energético, Guzmán dijo que “es importante trabajar sobre la base de consensos pero también con razonabilidad” y que “con el FMI se buscó tener en cuenta que se podían presentar contingencias que requerirían adaptar el acuerdo”, de cara a las nuevas condiciones mundiales que impone el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania.

“La invasión rusa a Ucrania ha sido un shock muy fuerte para todos. Ha implicado un aumento en el precio de los alimentos en todo el mundo y un aumento en el costo de la energía. En las últimas semanas de la negociación (con el FMI), justamente, hubo un foco puesto en incluir ciertas pautas que nos permitan tener capacidad de reacción ante las contingencias. En el mundo que estamos viviendo, los niveles de incertidumbre global son altos y, por lo tanto, se van presentando contingencias”, sostuvo el ministro.

Con el acuerdo ya en marcha, tras el aval del directorio del organismo concretado el viernes, “hoy tenemos una plataforma de mayor estabilidad, que antes no existía. Antes había un nivel de incertidumbre diferente. Hoy hay un camino que se puede transitar, entendiendo que a lo largo de ese camino, se van a ir presentando situaciones con las que habrá que lidiar. Eso es lo que haremos con el Gobierno nacional”, sostuvo el ministro.

Guzmán subrayó que la economía argentina “ya está reactivada. Creció un 10,3% en el 2021, superando todos los pronósticos. Los organismos multilaterales proyectaban que iba a tomar entre 4 y 5 años poder recuperar lo perdido en el año 2020. La recuperación ha sido fuertísima, tanto desde el punto de vista de la producción y el empleo, como desde la inversión. Lo que buscamos con este acuerdo es poder darle continuidad a esa tendencia”.

Al fijar objetivos, el titular del Palacio de Hacienda remarcó que “la inflación es hoy el principal objetivo de la política macroeconómica. Y para ello hay que atacar las múltiples causas que la generan”.

“En primer lugar, se necesita contar con mayor estabilidad y fortaleza cambiaria. Y para ello es fundamental poder acumular reservas internacionales. Hay que lograr que la carga de la deuda sea sostenible. Y por otro lado, seguir mejorando el perfil productivo exportador para así lograr más divisas y sostener la estabilidad cambiaria. Además, hace falta seguir mejorando el perfil de financiamiento de la política pública, y en este sentido es importante continuar reduciendo el financiamiento monetario al Tesoro, porque eso va a fortalecer nuestra moneda”, detalló.

Al ser consultado sobre las diferencias existentes en la colación de gobierno en torno al acuerdo con el FMI, Guzmán evitó emitir una opinión al respecto al asegurar que encabeza un Ministerio “que tiene que gestionar la política económica, para lograr las condiciones que permitan que el país no choque recurrentemente contra las crisis que tanto daño económico y social generan” y subrayó la importancia de que el entendimiento tuviera el aval del Congreso.

“Nunca un acuerdo pasó por el Congreso de la Nación: es la primera vez que esto ocurre. Lo sancionó el Congreso, con un 80% de votos afirmativos. Esto sienta un precedente histórico”, enfatizó.

Sobre el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, Guzmán dijo que “Argentina debe trabajar en forma multilateral, aprovechando oportunidades con todos los países con los cuales la pueda construir. Pero también es prioritario poder contribuir a un orden internacional en el cual las sociedades del mundo puedan convivir. Una guerra es siempre nociva para la humanidad y es condenable”.

“En cuanto a la relación con el resto de los países del mundo, incluida Rusia, mi responsabilidad es enfocarme en las cuestiones económicas. Lo que puedo decir al respecto es que había un potencial de oportunidades en sectores de la economía real. Pero para que ese potencial pueda ser aprovechado, tiene que haber un respeto por cierto orden internacional y una situación de paz”, concluyó el ministro.