2 julio, 2022

Paralelo/54

Portal de noticias online

La canasta básica subió hasta casi $ 32.000 y dos salarios mínimos no alcanzan para cubrir el costo

Si se compara con la evolución del salario mínimo vital y móvil, los datos son contundentes. La remuneración actual trepa hasta los $ 12.500, apenas por encima del parangón que delimita si una persona es indigente.

Por la aceleración inflacionaria, los salarios se ven cada vez más golpeados frente al incremento de los precios. La canasta básica aumentó casi un 60% en julio y dos remuneraciones mínimas no alcanzan para salir de la pobreza. 

De acuerdo al último informe del INDEC, la canasta básica total (CBT)- que delimita la línea de la pobreza- subió un 58,6% en términos interanuales. Respecto a junio, el indicador se incrementó un 2,5% y llegó a los $ 31.934,44. Cabe destacar que esta es la cifra que se desprende del análisis de la categoría “hogar 2”, que hace referencia a un grupo familiar de cuatro integrantes.

A su vez, la canasta básica alimentaria (CBA), que marca el parámetro de indigencia, se aceleró un 57,3% en comparación al mismo mes de 2018. Desde la perspectiva intermensual, la CBA aumentó un 2,9% y se ubicó en $ 12.773,78.

Si se compara con la evolución del salario mínimo vital y móvil, los datos son contundentes. La remuneración actual trepa hasta los $ 12.500, apenas por encima del parangón que delimita si una persona es indigente.

En el caso de que se sumen dos salarios mínimos, la cifra asciende a $ 25.000. Es decir, esto equivale a una diferencia de $ 6.934,44 por debajo de la CBT.

Ante este contexto, el Gobierno oficializó que el Consejo del Salario se reunirá el viernes 30 de agosto, para que funcionarios, empresarios y sindicalistas acuerden un nuevo haber mínimo. La intención del Gobierno sería fijar un incremento del 30%,que llevaría el salario mínimo a $ 16.250. Por su parte, la CGT pedirá que la suma debe fijarse en $ 31.000, un 148% más.