25 abril, 2024
Inicio » La Argentina de remate: Milei venderá la empresa ARSAT por monedas

La Argentina de remate: Milei venderá la empresa ARSAT por monedas

El presidente electo avanza en las privatizaciones. Claro Argentina podría desembolsar más de 900 millones de dólares y el empresario mexicano Slim se quedaría con ARSAT, una empresa estratégica para el país y en el que el estado nacional invirtió millones.


El presidente electo Javier Milei tiene muy avanzada la venta de la empresa estatal de satélites de la Argentina a Carlos Slim. Arsat es una empresa estatal exitosa en un segmento de tecnología de punta, que ha logrado colocar dos satélites en órbita, además de poseer una extensa red de fibra óptica y data center claves para la operación del magnate mexicano.

Como anticipo el medio LPO, el dueño de Claro apoyó la campaña del libertario, en una cercanía que inquieta al otro gigante de las telecomunicaciones de Argentina, el Grupo Clarín de Héctor Magnetto.

La operación de venta de Arsat está muy avanzada y este martes se concretó un zoom entre Dario Esptein, integrante del equipo de transición de Milei, y los ejecutivos de Claro en Argentina. Epstein tiene una extensa carrera en el mundo financiero y en el pasado participó en varios procesos de privatizaciones.

En ese encuentro se discutió el precio de del Arsat y se habló de un valor en torno a los 930 millones de dólares, según confiaron fuentes al tanto de las negociaciones. Las fuentes explicaron que el equipo de Milei no cree que sea necesario enviar una ley al Congreso para avanzar con la privatización, sino que alcanzaría con que Slim compre las acciones.

El año pasado Mauricio Macri, actualmente aliado de Milei, dijo públicamente que no privatizaría Arsat porque esta empresa generaba ganancias. Si Milei avanza en su acuerdo con Slim, sería un nuevo contrapunto con Macri que en los primeros días de la transición intentó controlar la petrolera estatal YPF pero finalmente el presidente electo optó designar como presidente y CEO a un hombre cercano a Paolo Rocca, dueño de Ternium.

Fuente: LPO