27 junio, 2022

Paralelo/54

Portal de noticias online

La Anónima lleva 18 despidos en lo que va del año en Río Grande

El secretario Adjunto del Centro Empleados de Comercio de Río Grande, Daniel Rivarola, se refirió a los despidos por goteo que se vienen dando en las sucursales de Supermercados La Anónima en Tierra del Fuego.

El secretario adjunto del Centro de Empleados de Comercio Daniel Rivarola se refirió a los nuevos despidos que se han llevado adelante en las sucursales del supermercado La Anónima de esta ciudad, donde durante la ultima semana se concretaron siete desvinculaciones, cuatro el viernes pasado y tres en el día de ayer.
Cabe resaltar que en la ciudad de Ushuaia la empresa ya despidió a treinta y un trabajadores durante el año, y más de doscientas desvinculaciones en todo el país en este 2019.
Por Radio Fueguina Rivarola señaló que “hablamos de nuevos despidos en el supermercado La Anónima, donde ya tenemos contabilizados 18 en este ultimo tiempo, y si bien por la cantidad de empleados que tiene no pareciera ser un numero significativo, pero son 18 familias que ahora van a tener problemas de acá en adelante”.
Resaltó que “la empresa tiene un total de 320 empelados aproximadamente en Río Grande, lo cual genera impotencia porque uno no puede avanzar en un reclamo, siendo que en 48 horas abona las indemnizaciones, pero da bronca la incertidumbre, y la situación que le queda a los compañeros que están todavía en relación de dependencia, y se genera una situación de inestabilidad para todos”.
Puntualizó que “hoy (por ayer) estuvimos en una sodería en la cual hubieron tres despidos más, de cinco trabajadores que tienen, echaron tres, o sea echaron a más del 60% del plantel, por lo que el achique es generalizado, y seguimos en esta incertidumbre en la cual no sabemos cuando se tocará piso para que la estabilidad dentro de esta crisis aparezca”.
Ante esta situación, Rivarola señaló que “estamos tratando de fomentar reuniones con la empresa, teniendo en cuenta que este viernes por la mañana vamos a reunirnos con todos los delegados para evaluar a las distintas sucursales, y ver en que condiciones están, y evaluar que hacemos, dado que hasta posiblemente nos sentemos con la empresa, y digamos a ver hasta la empresa quiere llegar, si querés llegar hasta determinado punto, hacelo de una sola vez, y que la gente que quede con empleo, quede con tranquilidad, o seguir así con esta ruleta rusa que lleva una intranquilidad absoluta a todo el sector”
Al respecto opinó que “sabemos que no lo podemos parar porque no obedece a un achicamiento de la empresa para renovar por personas más baratas, con menos antigüedad, sino que obedece a un achique comercial por la crisis económica actual, por lo cual necesitamos plantearnos hasta donde piensan llegar, de manera de cortar por lo sano de una vez por todas, si quieren cerrar una sucursal, que la cierren, pero que se termine con este tipo de achicamiento, o ruleta rusa, dado que toda la gente está viviendo en una incertidumbre total”.
También remarcó que “en lo que va del año en la ciudad de Ushuaia ya hay 31 despidos, y fuera de Tierra del Fuego, la empresa ya lleva más de 200 despidos”.
Rivarola indicó que “la idea es poder hablar con los delegados primero, y en virtud de esto veremos como avanzamos con la empresa, sabiendo que esta situación que se está viviendo pone a todos los empleados en una situación de trabajo no salubre, siendo que muchos jefes se aprovechan de esto, y toman algunas medidas de apriete como diciendo ‘flaco laburá más porque sino te toca a vos’, por lo cual yo quiero cortar con esto por lo más sano, quiero que nos planteen el plan que tienen, planteémoslo, pongan toda la plata arriba de la mesa, y córtenla, dado que el resto de los trabajadores tienen que trabajar normalmente”.
Finalmente entendió que “no se pueden tomar medidas gremiales porque la empresa está cumpliendo con la ley como corresponde, por lo cual no se puede decir nada, están cumpliendo con lo que marca la ley de contrato de trabajo, te ponen la indemnización arriba de la mesa, y en 48 horas la gente está cobrando, y si por ejemplo te toca cobrar 100 pesos, a veces te ponen 101 pesos, con lo cual tampoco hay posibilidad de discutirle que pague como corresponde, lo cual también genera impotencia porque vez como se está desmoronando todo por culpa de una economía que nos está destrozando desde todos los puntos de vista”.

Fuente: Provincia 23