21 mayo, 2024
Inicio » Inversión público-privada: los 600 lotes pasarán al Banco Municipal de Tierras

Inversión público-privada: los 600 lotes pasarán al Banco Municipal de Tierras

La subsecretaria de Hábitat y Ordenamiento Territorial de la Municipalidad de Río Grande, Florencia Ortiz, dio detalles del anuncio de una inversión público-privada para urbanizar 600 lotes en la ciudad, con destino al banco de tierras para dar respuesta a la demanda del registro municipal.


La subsecretaria Florencia Ortiz explicó los alcances del convenio firmado entre el Municipio e inversores privados para urbanizar 600 lotes, que se asignarán de acuerdo a la normativa vigente, a los inscriptos en el registro de demanda de tierras. Del total de terrenos, el 60% será para el municipio y el 40% para el inversor privado. Están emplazados entre Chacra XI y Chacra XIII y se va a construir “un barrio desde cero”, dijo la funcionaria.

Destacó que ya se dio el primer paso con el convenio y ahora resta el trabajo de elaboración de proyectos para la apertura de calles y tendido de los servicios. La subsecretaria indicó que “en esta primera instancia lo que se proyecta es la posibilidad de que el vecino pueda acceder a un lote donde pueda desarrollar su vivienda. Estos lotes van a pasar a formar parte del banco municipal de tierras”.

La subsecretaria de Hábitat y Ordenamiento Territorial de la Municipalidad de Río Grande, Florencia Ortiz, dio detalles del anuncio de una inversión público-privada para urbanizar 600 lotes en la ciudad, con destino al banco de tierras para dar respuesta a la demanda del registro municipal.

Por Radio Provincia, dijo que “este proyecto tiene que ver con la ciudad planificada que viene trabajando el intendente Martín Pérez desde el inicio de su gestión. Este anuncio es importante por dos cuestiones: la primera porque tenemos un Estado municipal presente que brinda soluciones habitacionales reales a los vecinos de nuestra ciudad. Es la posibilidad de poder acceder a un lote, a una tierra, y sabemos que existe una necesidad en toda la provincia, por eso el municipio no quiere esperar, quiere ser un impulsor y marcar el ritmo también al mercado de suelo, no como ha ocurrido en otros momentos; la segunda cuestión a resaltar con relación a esta asociación pública privada que impulsa el Municipio de Río Grande, tiene que ver con la unión de fuerzas entre lo público y lo privado, a lo que quizás no estamos bastante acostumbrados, pero es una herramienta de gestión que se tiene que aprovechar”, señaló.

“En el caso de Río Grande, este proyecto urbano se va a emplazar en un sector que hoy se considera como suelo ocioso, es decir que además el Estado municipal está estableciendo para dónde va a crecer la ciudad. En este caso es consolidar la ciudad para adentro, es decir que no estaríamos llevando a los vecinos de la ciudad de Río Grande a un barrio alejado. Se trata de 600 lotes nuevos que van a formar parte de este proyecto urbano y están destinados a diferentes usos, un gran sector está destinado al uso residencial, lo que da la posibilidad de tener un lote para tener una vivienda, y el segundo está destinado a los usos de la pequeña industria. No se puede pensar un nuevo barrio o un nuevo sector donde no haya un lugar donde los trabajadores de ese barrio o de otros lugares vayan a trabajar, porque hay que pensar a la ciudad en su conjunto y en ese sentido también se trata de impulsar el desarrollo económico productivo de la ciudad”, destacó.

En función del acuerdo con el privado, “el municipio se queda con el 60% de los lotes y el 40% queda para el privado. Este 60% de lotes es para uso residencial en su gran mayoría y hay otro sector destinado a la pequeña industria, además hay que sumar los espacios verdes, que son aquellos lugares de recreación, pulmones para la ciudad donde se emplazan plazas, donde van ir a jugar los niños y niñas de todo el barrios, y obviamente las reservas fiscales. Hay que pensar en su conjunto toda esta nueva urbanización, que le va a traer mucho beneficio a la ciudad porque también está enmarcada en otros proyectos que tiene el Municipio con Nación. El Municipio de Río Grande trabaja en un doble orden, con el Estado nacional, a través de lo público-público, y con el sector privado para potenciar lo que es el mercado de suelo y que haya mayor oferta para los vecinos de la ciudad entendiendo que existe una gran necesidad en toda la provincia”, subrayó.

Respecto de la ubicación del nuevo barrio, dijo que será entre Chacra XI y Chacra XIII. “El sector tiene mucha potencialidad porque no se está llevando un barrio más lejos, con todos los costos que eso implicaría, sino que se está consolidando y la ciudad está creciendo para adentro, como siempre debería haber sido”, manifestó, remarcando “la importancia de tener una ciudad planificada”.
“Esta tierra hoy es suelo ocioso, es decir que es suelo que está disponible para urbanizar. Esta asociación va a permitir que el Municipio de Río Grande ingrese infraestructura y pueda generarse el beneficio para la comunidad con el 60% de los lotes, más los espacios verdes y reservas fiscales”, apuntó.

Inversión por etapas

La funcionaria indicó que “en esta primera instancia lo que se proyecta es la posibilidad de que el vecino pueda acceder a un lote donde pueda desarrollar su vivienda. Estos lotes van a pasar a formar parte del banco municipal de tierras. Existe un registro de demanda habitacional desde hace muchos años y todas estas políticas en su conjunto con los otros proyectos urbanos que están en marcha con el Estado nacional, van a pasar a formar parte del banco municipal de tierras para responder a la demanda de inscriptos desde hace muchísimos años. La inscripción siempre está abierta, pero el orden en el cual se van a asignar los lotes depende de normativa que ya está pre establecida. Se tiene en cuenta la antigüedad, también hay otros sectores destinados a asociaciones, a bienes públicos, a personas con discapacidad, a pueblos originarios, a veteranos de guerra. Existe todo un marco normativo para la asignación de estos lotes”.

En cuanto a los pasos que siguen, dijo que “el primer gran paso es la firma de esta vinculación público-privada que ya se efectivizó hace pocos días. Lo que resta ahora desde el Municipio es avanzar en los proyectos ejecutivos de la obra. Esta es una parte que le compete a mi compañera de la Secretaría de Planificación e Inversiones y Servicios Públicos, que tiene que ver con la proyección de las obras de infraestructura sobre el lugar, y después se seguirá avanzando con el desarrollo, la apertura de calles y demás. Obviamente se va a trabajar por diferentes etapas pero la idea es formar un barrio desde cero y no es una tarea que se realice de un día para el otro, por eso la importancia de dar el primer paso para seguir invirtiendo en la ciudad desde lo público y lo privado”, concluyó.