25 abril, 2024
Inicio » El documental de Lanata y Majul sobre las privatizaciones de Menem que expone a Milei

El documental de Lanata y Majul sobre las privatizaciones de Menem que expone a Milei

El documental “¿Por qué?” del 2003 realizado por Lanata y producido por Luis Majul mostró las consecuencias de la ola de privatizaciones de Menem en la década del 90 que parecen ser un spoiler a la propuesta de Milei: “Todo lo que pueda estar en las manos del sector privado, va a estar en las manos del sector privado”.


Tras el triunfo de Javier Milei en las elecciones presidenciales, se hizo viral un documental de 2003 de Jorge Lanata y Luis Majul sobre las privatizaciones del expresidente Carlos Saúl Menem que expone al nuevo presidente electo de La Libertad Avanza, que promete un escenario similar para la Argentina.

-¿Cómo fueron estos ocho años en los que la empresa fue privada?, preguntaba Lanata sobre la cuenca carbonífera del río Turbio tras la ola de privatizaciones menemista.

-Terribles, respondía uno de los trabajadores de la mina de carbón en 2003.

El documental de hace 20 años habla de temas similares a los que hoy se encuentran en la agenda pública: privatizaciones de YPF con despidos de empleados, Aerolíneas Argentinas, privatización de ferrocarriles, de medios públicos.

Este lunes, Milei habló sobre sus primeras medidas de Gobierno y remarcó: “Todo lo que pueda estar en las manos del sector privado, va a estar en las manos del sector privado”. La ola privatizadora recuerda estrechamente a los años noventa y a Menem que no dejó empresa pública sin vender, en un largo proceso que coronó con la petrolera YPF, cuando estaba a días de entregar el poder en 1999. En 2012, el gobierno de Cristina Kirchner renacionalizó la empresa, que estaba en manos de Repsol.

Milei apuntó justamente contra YPF, que prometió usar “como puente para la readecuación del sistema energético”, y Enarsa. “La transición dura más o menos dos años”, uno más del plazo que imagina para la dolarización de la economía, que señaló “puede llegar a hacerlo en un año y una vez que estén sancionadas las leyes”.

En el documental habla sobre el porqué de las privatizaciones: “A la hora de dar explicaciones tanto Menem como Cavallo argumentaron que la venta de empresas públicas ayudaría a pagar parte de la deuda externa, la deuda, sin embargo, creció: era de 58.500 millones en 1991 y es de 180.000 millones hoy”, señalaba Lanata en 2003.

Y contaba qué era de la vida de “los que vendieron todo”. Lanata comentó que Menem repartía sus días entre Santiago de Chile, La Rioja y Buenos Aires, mientras esperaba ser padre. Mientras que María Julia Alsogaray estaba presa por no haber podido justificar su enriquecimiento durante la segunda década infame, José Roberto Dromi asesora a empresas privatizadas, Domingo Cavallo da clases en las universidades de Harvard y Nueva York.

Hoy en 2023, si bien Menem y Alsogaray ya fallecieron, Dromi está procesado y condenado en múltiples causas de corrupción, entre ellas la venta irregular de terrenos de Radio Nacional y el cobro de sobornos para privatizar autopistas, y Cavallo está al lado de Milei, incluso ha asegurado:”Voy a tratar de ayudarlo a que lleve adelante sus ideas”.

En las conclusiones del viejo documental, que parece ser un spoiler de lo que se viene en la Argentina de los próximos cuatro años, Lanata sostiene: “Yo nunca trabajé en el Estado, pero eso no significa que piense que el Estado no tiene que existir. Quiero darte números para que los tengas en la cabeza: los trenes nos costaban un millón de pesos por día, ahora cuestan 600 mil pesos por día, si sumas el subsidio al gasoil da más de un millón, se perdieron 30 mil kilómetros de red ferroviaria, el 70% de las vías de la Argentina, echaron 81 mil trabajadores ferroviarios, hay 650 pueblos fantasmas y muchos chicos que no saben lo que es un tren”.

“YPF tenía 50 mil empleados, hoy 7 mil. Los peajes ganan un millón de pesos por día, en los últimos 10 años las autopistas con peaje recibieron 820 millones de dólares como subsidio, si no hubiera cobrado peaje nunca en 10 años hubieran mantenido igual la empresa, cada una de las telefónicas envía al año 1.000 millones de dólares al exterior”, continúa.

“El Estado ganó 25 mil millones de dólares vendiendo las empresas y asumió deudas de las empresas que vendía, para poder hacerlo, por otros 25 mil millones más, la cuenta para el Estado da cero. Entre el 92 y el 99, se fugaron de la Argentina, como fruto de las privatizaciones, 15 mil millones de dólares ¿Cuál fue el sentido? ¿Para que estén mejor quienes? Vendimos todo para que se enriquecieran unos pocos”, concluyó Lanata sobre la ola de privatizaciones menemista en el documental de 2003.