21 julio, 2024
Inicio » Bullrich y Milei: ¿Defensores de la Seguridad o Adversarios de la Democracia?

Bullrich y Milei: ¿Defensores de la Seguridad o Adversarios de la Democracia?


Argentina ha sido testigo de una represión policial severa en las recientes protestas frente al Congreso y en la Avenida 9 de Julio. La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y el presidente Javier Milei, han justificado y apoyado estas acciones, respectivamente.

La represión en el Congreso, que resultó en decenas de heridos y al menos 36 detenidos, fue descrita por Bullrich como un intento de frustrar un supuesto “golpe de Estado moderno”. Sin embargo, esta justificación plantea preguntas sobre la proporcionalidad de la respuesta del gobierno y el respeto a los derechos civiles.

En la Avenida 9 de Julio, la policía utilizó un camión hidrante y gases lacrimógenos contra los manifestantes, resultando en al menos 11 detenidos y varios heridos. El presidente Milei apoyó esta represión, lo que ha generado críticas y ha alimentado el debate en la sociedad argentina.

Estos eventos ponen de manifiesto la tensión entre la seguridad del Estado y los derechos fundamentales de los ciudadanos. En una democracia, la libertad de expresión y el derecho a protestar pacíficamente son derechos inalienables. La represión de las voces disidentes y la criminalización de las protestas pacíficas son indicativos de una democracia en peligro.

Es imperativo que el gobierno argentino respete y proteja estos derechos. La seguridad del Estado nunca debe ser una excusa para reprimir la libertad de expresión y el derecho a protestar. Es hora de que Argentina se mantenga firme en defensa de la democracia y los derechos humanos.